Chat with us, powered by LiveChat

Mitos y realidades de la diabetes

mitos-diabetes

La diabetes es una de las principales causas de muerte entre la población y a pesar de que cada año son diagnosticados con este padecimiento miles de adultos y niños, aún existen muchos mitos sobre la enfermedad, los cuales elevan los riesgos y complicaciones en la salud de quien la padece.

A continuación mencionaremos algunos de los principales mitos de esta enfermedad.

Mito 1: La diabetes no es un padecimiento grave

Esto es completamente erróneo, la diabetes  es una enfermedad que si no es controlada puede tener un final fatal. De acuerdo con información de la American Diabetes Association, dos de cada tres personas con este padecimiento mueren por complicaciones cardiacas o derrame cerebral.

Muchos pacientes suelen minimizar la enfermedad no cuidándose correctamente  y no previendo los gastos que podría ocasionarles su tratamiento, por lo que no consideran importante contratar un seguro de gastos médicos mayores. Sin embargo, un seguro puede ser la diferencia entre tener acceso a los medicamentos y recibir la atención necesaria para controlar la enfermedad.

Mito 2: Sólo las personas con sobrepeso pueden tener diabetes

Es común creer que el único factor de riesgo de la diabetes es el sobrepeso y la obesidad, sin embargo, existen muchos más como los antecedentes familiares, la edad y hasta  la raza. Tener obesidad no es sinónimo de tener diabetes, así como tener un peso normal no significa que no se pueda tener esta enfermedad.

Mito 3: Si como muchos dulces me da diabetes

Esta afirmación no puede tomarse de manera literal. Si bien es cierto que una dieta rica en calorías produce un aumento de peso y con ello un riesgo más de padecer la enfermedad. Hay estudios que sí demuestran la relación de tomar bebidas azucaradas con la diabetes tipo 2, por lo que sí es recomendable disminuir su consumo. Pero también hay otros factores que influyen como los genéticos o el estilo de vida.

Mito 4: Las diabéticos que tienen que empezar a usar insulina no se cuidan lo suficiente y por eso deben usarla.

La insulina se utiliza en la diabetes tipo 2, la cual es una enfermedad progresiva, por lo que es normal que las personas que acaban de ser diagnosticadas tengan una glucosa en la sangre en un buen nivel, sin embargo, también es normal que con el tiempo el organismo comience a producir menos insulina por lo que es necesario que se inyecte para mantener la glucosa en un nivel saludable, pero esto no significa que el paciente esté teniendo menos cuidados o que no tenga que usarla porque antes no lo hacía. La insulina es algo positivo que lo ayudará a tener mejor salud.

Actualmente ya existen seguros médicos para diabéticos que se adaptan a sus necesidades y además de garantizar el cuidado de su salud,  protegen su economía familiar. Si quieres conocer más sobre contratar un seguro para ti o algún familiar con diabetes contáctanos y te ayudaremos a encontrar el mejor.